La híper comunicación puede amenazar tu productividad

Escrito por  Lunes, 02 Enero 2017 16:19

Dicen que “Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre” y es que actualmente existen tantos y tantos canales de comunicación que una gran parte del día lo dedicamos a administrar información inútil.

Todo comenzó cuando decidimos que el correo electrónico no era suficiente, ploriferaron las diferentes redes sociales y canales digitales de comunicación, y sin casi verlo venir comenzó una guerra entre plataformas de mensajería.

Facebook compró WhatsApp (por 21.800 MDD), Microsoft contraataco con Skype y cada red social a su vez integró su propio Messenger. Por si esto no fuera poco, la velocidad resultó aún insuficiente para algunos y comenzaron los millenials a adoptar Twitter como una plataforma de intercambio inmediato de mensajes, pero al ser una experiencia poco multimedia, decidieron migrar a plataformas mucho más visuales e igualmente inmediatas como Vine y Snapchat.

El resultado es que muchos de nosotros que no nacimos digitales nos hemos digitalizado con el tiempo. Ahora batallamos en administrar al menos 5 plataformas donde recibimos un desquiciante número de notificaciones que para muchos se vuelve difícil de controlar a diario.

De acuerdo con el Georgia Tech Institute, el promedio de correos que recibe y procesa a diario un ejecutivo promedio es de 120 mails. Imagina dedicar entre 2 a 3 minutos por correo y adicionalmente recibir unos 30 mensajes vía WhatsApp, contestar mensajes por Facebook, LinkedIn o Snapchat y sumarle a esto un par de mensajes Skype… parece una labor interminable y literalmente un embotellamiento digital que reduce drásticamente la productividad de las personas.

¿Pero es posible mejorar esto? Yo digo que sí y te doy 5 tips para lograrlo.

  1. CATEGORIZA TUS PLATAFORMAS: esto quiere decir que no todos los medios son para trabajar ni todos los medios son para comunicar lo bien que la pasaste en tu cumpleaños. Puede ser difícil no añadir a un compañero de trabajo a tus amigos de Facebook, pero en ocasiones puede ser lo mejor para mejorar tu productividad.
  2. BORRA DE TU MENTE EL “REPLY ALL”: No fomentes cadenas interminables de correos con un “ok” o un “gracias”, donde va copiado desde el mensajero hasta el CEO de la compañía.
  3. DEDICA SOLO EL TIEMPO NECESARIO: no inviertas tiempo de calidad donde deberías estar trabajando o incluso descansando a las redes sociales. Evítalo, a menos que ese tiempo te esté aportando algo de calidad en tu trabajo o descanso como aprendizaje y conocimiento.
  4. DETEN EL COTILLEO: Es muy común usar las plataformas WhatsApp o Skype para fomentar el chisme y literalmente “sacar el chal a lavar” en la oficina. Pregunta cuánto tiempo te quita y le quitas a los demás al día o a la semana mediante estos canales.
  5. Sé MUY PRECISO en tus correos, recuerda que a quien le escribes quizá no tenga más de un minuto para leer tu mensaje. Olvida los correos maratónicos y recuerda que menos es más.
Visto 2207 veces Modificado por última vez en Martes, 28 Noviembre 2017 19:01
Arturo de la Peña

Director de comunicación digital