Todo comunica

Escrito por  Miércoles, 30 Noviembre 2016 14:34

Cuando pensé en iniciar la empresa de comunicación llamada Extrategia, lo hice pensando en que una de las situaciones más constructivas para la sociedad era lograr todo lo mejor de y para los seres humanos con los que me encontrara. Las mejores decisiones, los mejores planes, las mejores alianzas y desde luego el mejor intercambio de información.

Fundé esta empresa de comunicación y medios porque siempre he creído en los seres humanos y he creído particularmente en los periodistas, como seres humanos y profesionales sensibles a la realidad. A quienes Eugenio Scalfari, fundador del periódico italiano La Reppublica, define como gente que cuenta a la gente lo que le pasa a la gente.

Hoy sigo pensando que lo más importante en la comunicación y en las relaciones públicas es creer en los seres humanos. Y al mismo tiempo, sigo verificando que muchos proyectos excelentes no se realizan porque las personas no ponemos en ello todo lo que está de nuestra parte. Para una buena negociación, para una buena sinergia, lo único necesario es querer realizarlas. En comunicación y en relaciones públicas querer sí es poder.

Las alianzas nacen de la comunicación

Considero que todo se puede lograr cuando los seres humanos se ponen objetivos comunes para el bien de todos. Con este paradigma de pensamiento han caído muros y fronteras y también se han construido excelentes tratados internacionales y empresariales.

Y no se trata de falso idealismo o de una bonhomía ingenua. Se trata, por el contrario, de resaltar la capacidad de los seres humanos para ponerse de acuerdo en situaciones que agregan valor.

La resolución de conflictos, el logro de alianzas, la aportación de sinergias, se centran inicialmente en la calidad de los proyectos que se ponen sobre la mesa y posteriormente en la capacidad de los seres humanos de ponerse de acuerdo. Cuando se encuentra a las personas adecuadas con el proyecto adecuado, nace la alianza.

Siempre he comentado a mis colaboradores, hablando metafóricamente, que una empresa de comunicación es sobre todo un consultorio psicológico. Porque lo más importante es entender quién es cada ser humano que está junto a nosotros, qué quiere, qué busca, qué necesita, qué le procura satisfacción personal y profesional, cuáles son sus metas. Cuando se entiende a este ser humano, se establece siempre la vía eficiente de comunicación.

Somos conscientes de que todo lo que somos y hacemos, comunica. Todo comunica. Somos seres humanos inteligentes, luego comunicamos. No puede existir la verdad, el bien y la belleza en nuestro entorno sin que estas realidades se comuniquen.

 
Visto 2769 veces Modificado por última vez en Martes, 28 Noviembre 2017 19:13
Carlos Herrero

Socio Fundador